10 días…

Sin darme cuenta, llevo diez días sin probar la Coca Cola. No es que ahora solo beba un vaso o una lata al día, comparado con los más de dos litros de antes, sino que ni siquiera la he probado. Todo un logro, comparado con las anteriores veces que intenté dejarlo. ¿Significa que esta vez va a ser la definitiva? Estoy muy dispuesto a que así sea. Además, los efectos secundarios me están ayudando porque, quitando el hambre que me daba los primeros días, no estoy teniendo ninguno, con lo que lo estoy teniendo fácil.

¿Una vida sin Coca Cola? Ahora empiezo a pensar que sí es probable.

Author: Javier Herce