Cambios literarios

Después de varios retrasos en la publicación de mi nueva novela, que tendría que haber salido este año, la fecha final había pasado a la primera parte del dos mil diecinueve pero, en el último momento, la decisión ha sido la de no publicarla… y la he tomado yo.

Ahora mismo no estoy con fuerzas psicológicas como para enfrentarme a la publicación de una historia en la que he puesto demasiado de mí. Esta novela la escribí antes de que muriera mi padre y ese hecho a mí me ha cambiado muchas cosas por dentro. Me ha vuelto más sensible. Esta historia sobre una mujer que se casa con el hombre equivocado de momento quedará guardada de forma indefinida.

Después de hablar con la editorial, mi editor se ha mostrado muy comprensivo y me ha dado todas las facilidades, cosa que agradezco. De todas formas, esto no significa que no vaya a haber nueva novela. A cambio, le he ofrecido el último manuscrito que tengo terminado, una historia new adult muy en la línea de «Piensa en mañana» que estoy seguro, será una digna sustituta de la otra.

A veces uno tiene que escuchar a su interior y no dejarse llevar por las ganas de publicar. En caso de no haber tenido otra novela que ofrecer, también habría echado atrás la publicación, a riesgo de estar un año entero sin publicar nada nuevo.

Me ha costado mucho tomar esta decisión y creo que es lo mejor. He pasado unos días con una lucha interna que ha acabado de esta manera y sé que no me voy a arrepentir, puesto que ahora tengo el alma más en clama.

Ahora a seguir escribiendo, que llevo una nueva novela muy avanzada.

Author: Javier Herce