Desilusión VS ilusión

      Comentarios desactivados en Desilusión VS ilusión

No es un secreto que últimamente ando bastante desilusionado con el mundo literario, sobre todo a lo referente al editorial. Son ya muchos años de largas, larguísimas esperas que no dependen de mí, contestaciones que nunca llegan, escalones subidos demasiado pequeños.

En los tres últimos años me he puesto en contacto con infinidad de editoriales para ofrecer nuevos manuscritos y no tengo ninguna noticia. Las únicas que han contestado, lo han hecho sin leerme solo para decirme directamente que no. El resto, la gran mayoría, no te dan la oportunidad ni aunque demuestres un currículum extenso y con premios literarios.

Sí que tengo suerte con Nowevolution, que me siguen publicando, y con la salida de Wave Books pero, si no llega a ser por eso, el resultado al trabajo sería nada.

Llega un punto en que, por muy perseverante que seas, te desilusionas y ya no esperas gran cosa. Simplemente sigues escribiendo porque te apetece, porque te lo pasas bien, porque lo necesitas. Ya no piensas en que eso se pueda publicar. Solo lo haces por ti, que es como tiene que ser.

Mi nueva novela tenía prevista su salida el próximo mes de noviembre, pero sin noticias de la editorial a mediados de octubre, es imposible que dé tiempo. A estas alturas las correcciones ya las tendría que tener revisadas. La portada y la maqueta también. Si aún no hay nada de eso, no hay tiempo para que llegue a publicarse cuando decían. Supongo que se atrasará hasta el año que viene. Más y más esperas…

Al menos no me vengo abajo artísticamente, porque estoy cada vez más centrado en la música, sobre todo después de ver que puedo empezar a producir mis temas y que este verano algo ha pasado, aún no sé muy bien qué, pero dentro de mí las cosas han cambiado, y todo a raíz de la última vez que estuve en el estudio de grabación cantando la nueva versión de Invítame a Volar.

Durante ese mes de agosto no tuve clases de canto, hasta que “el nuevo curso” empezó el pasado seis de septiembre. Volví con otra energía y al ponerme a cantar una canción que mi profesor me había pedido que me aprendiese en el tiempo que no tuve clase (Santa Fe, del musical Newsies), tanto él como yo (y su novia, que estaba allí esperando a que empezara su clase) nos quedamos con la boca abierta. Me salió la voz como nunca había salido y yo mismo fui el primer sorprendido.

Recibí las felicitaciones de los dos y las palabras del profesor fueron: “¿Qué te ha pasado?”. No tuve respuesta, aunque sé que tiene mucho que ver con la confianza que he ganado al grabar Invítame a Volar y estar tan contento con el resultado. Por primera vez no me resulta molesto escucharme y he ganado confianza en mí mismo para cantar. Ya no tengo miedo. Aun me queda mucho por aprender, pero ha sido un trabajo muy intenso, constante y duro durante casi un año hasta que he conseguido tener mi voz afuera.

Me siento preparado para cantar cualquier cosa y eso es lo que voy a hacer. Tengo nueva música y cada vez más ganas e ilusión por hacer cosas en el mundo musical. Hace unos días (cuando ya había visto la luz la canción), le enseñe a mi profesor el resultado de Invítame a Volar y me dio la enhorabuena. Dijo que estaba muy, muy bien. También me han llegado comentarios sobre la voz en esta canción y eso me hace sentir muy orgulloso, porque sé que eso no es nada comparado con lo que puedo hacer.

Este domingo vuelvo a entrar al estudio de grabación para grabar dos canciones producidas por mí. Una de ellas es la misma que grabé con Invítame a Volar. No quedé contento con el resultado y decidí repetirla con otro tono y otro tempo para adaptarla mejor a la melodía que quería conseguir con mi voz. La otra es un tema muy triste que me gustaría usar para acompañar a la salida de la nueva novela. Eso cuando salga…

Cada vez que vuelvo al estudio me siento más preparado, pero puedo decir que esta vez voy muchísimo más seguro, confiado y decidido que nunca. Espero estar a la altura de mis propias expectativas y, si todo va bien, pronto estará preparado el tercer single… para seguir grabando canciones nuevas…