Echando de menos la carrera literaria.

Echo de menos tener novedades literarias en librerías. Ahora se cumplen tres años de la publicación de “Piensa en mañana” y lo recuerdo como si hubiera sido mucho más tiempo atrás. “La casa Ferrer” salió hace dos años y medio, pero no llegó a estar en librerías.

Para mí “Piensa en mañana” era mi gran oportunidad de empezar de cero, el nuevo ciclo, pero para eso debía de haber habido continuidad, y ahora mismo no sé qué va a pasar. Esa novela era mi encarrilamiento hacia lo que quiero ser como escritor después de años deambulando en un género y otro. Era mi gran esperanza conmigo mismo. Después de agotar la primera edición mi ilusión volvió a estar ahí, pero ha pasado el tiempo y nada.

Varios retrasos han hecho que mi nueva novela dramática, sobre niños robados, que en un principio salía hace un año, aún no haya visto la luz y, con todo esto del coronavirus, ya no sé si algún día lo hará, porque no sé qué va a pasar, ni tampoco tengo noticias desde hace meses.

Es como si mi carrera literaria hubiera quedado atrás, como si hubiese sido algo que ocurrió, un recuerdo, una etapa que se cerró. Nunca había estado tanto tiempo sin que me publicaran una novela y todas mis ilusiones, mi esfuerzo, mis sueños… se desvanecen.

Repito que no tengo ni idea de qué va a pasar. Puede que haya hecho algo para llegar a esto y que parte de la culpa sea mía. A veces pienso que me debería de esforzar más… no sé. Lo único que sé es que no tengo ni idea de cuándo tendré nueva novela en el mercado, y eso me entristece mucho, muchísimo.

Author: Javier Herce