El manuscrito perdido… encontrado.

Misterio del manuscrito perdido resuelto…

La noche del jueves acabé metiendo la mano en el contenedor y sacando la basura para buscar el manuscrito que estaba convencido que había tirado. Ahí no estaba. No lo entendía y, a la vez, no me lo podía creer. No vivo en un piso precisamente pequeño, pero tampoco tiene demasiados muebles de almacenaje, por lo que no había mucho espacio donde buscar. Además, estaba convencido de que, si no lo había tirado a la basura, tampoco había salido del salón. Miré por todas partes y nada. El manuscrito se había esfumado… Hasta hoy.

Resulta que sí que estaba, solo que no lo veía. La tele está en un mueblecito de estos que parecen una mesa con un par de baldas debajo divididas en dos partes. En la de la izquierda, abajo, hay un reproductor de música y encima una de esas cajas de cartón decoradas en blanco y negro con lo que parece papel de pared vintage. Estaba encima de esa caja, solo que si no la sacabas, no se veía, porque casi pegaba con la balda de encima.

Sé que esa caja la saqué y la volví a meter justo el día que eché en falta el manuscrito, pero no recuerdo el momento en que lo puse sobre la caja para guardarlo ahí. He estado tres días dándole vueltas a la cabeza, pensando que lo había tirado (pero que no había mirado bien entre la basura), y lo tenía delante de mis narices todo el tiempo…

Ya puedes seguir trabajando en la corrección, Javier… estúpido.

Author: Javier Herce