Motivación vs Desmotivación

A la motivación y la satisfacción musical que estoy viviendo en los últimos meses, se le suma un sentimiento contradictorio, y es el de desmotivación literaria. Llevo casi tres años escribiendo mi nueva novela, y aún me queda trabajo para acabarla. Me siento a escribir y… simplemente… no me apetece. Puedo pasar semanas sin escribir nada, hasta que un día me pongo a escribir, lo paso realmente bien, me propongo seguir haciéndolo, y vuelven a pasar los días sin escribir ni una palabra.

Ya he escrito otras veces de dónde viene esta desmotivación. El mundo literario, poco a poco, año tras año, novela a novela, ha ido minando mi sueño de ser un gran escritor. Esto no significa que no lo sea, pero las cosas ahora están muy distintas. Es tan sumamente difícil hacerse oír, hacer que las editoriales te abran una puerta… Además, cuando lo hacen, es tan frustrante ver cómo pasan de ti o cómo desperdician tu obra destinándola directamente a una estantería en las librerías, cuando llega a ellas…

Empecé con fuerza. Aquella El cuaderno de Bruno abrió un mondo nuevo ante mí y me sentí fascinado y lleno de energía. Después con el Premio Odisea a mi segunda novela, Desde aquí hasta tu ventana, veía mi sueño cumplido con un ascenso meteórico seguido de un par de novelas que siguieron la estela del premio y me dio lectores, sobre todo El chico del gorro rojo. Después de eso… la caída en picado. El mundo literario empezó a cambiar con la llegada del libro digital, las ediciones de las novelas cada vez eran más pequeñas, editoriales que cerraban, otras que dejaban de apostar y publicaban solo lo seguro (sus autores consagrados o sus conocidos) y puerta tras puerta cerrada en las narices… Es cuando las abrían. Con la salida de Piensa en mañana, vi una nueva etapa, una nueva esperanza y fui a por todas otra vez lleno de energía. El resultado fue que me encontré con el mismo panorama. De eso hace dos años y la nueva novela sigue sin publicarse. Nunca había estado tanto tiempo sin publicar… y sin escribir.

Sé que no voy a dejar de hacerlo, pero me va acostar mucho volver a encontrar el camino… Sé que este año se publicarán dos novelas nuevas y que eso me va a ayudar mucho, pero temo encontrarme una vez más con el mismo panorama. Será que he perdido la ilusión. Todo será cuestión de volver a encontrarla pero, ¿cómo?

Author: Javier Herce