Quince años

      No hay comentarios en Quince años

En menos de un mes se cumplirán quince años de la primera vez que escribí en este blog, que ha ido cambiando mucho de lugar durante todo este tiempo, aunque lo tengo todo guardado en un documento de texto de casi mil trescientas páginas. De vez en cuando le echo un vistazo, sobre todo a los primeros años. Ese dos mil tres que fue tan importante en mi vida y del que surgieron cosas por primera vez, no solo este blog. Era alguien tan diferente a lo que soy ahora, aunque el mismo en realidad. La diferencia está, como digo siempre, en la inocencia, que el tiempo ha ido matando poco a poco. Lo que no ha cambiado han sido las ganas de soñar.

Leo al Javier de hace quince años y no puedo evitar ver a un niño, alguien que luchaba por ser él mismo y al que no le dejaban. Le decían cómo tenía que vivir, vestir, comportarse, ser… Le decían que tenía que ser un conformista y él no se conformaba. Quería mucho más. Leer el blog desde el principio es como asistir a un amanecer (o anochecer, depende de cómo se mire), al despertar de alguien que tenía su propio yo escondido y al que le daba miedo mostrarlo y ser como era, como es ahora.

Ha sido toda una aventura llegar hasta aquí y siento que el viaje no ha terminado, que tengo tantas cosas por vivir, tantos sueños que cumplir, tantas inquietudes, que me veo más joven que nunca y con más fuerza que antes.

Jamás me había sentido tan vivo.

Deja un comentario