Tu cumpleaños

Hoy habría sido tu cumpleaños si no te hubieras ido para siempre en aquel accidente de tráfico hace solo siete meses. Todos los días me acuerdo de ti, pero hoy especialmente.

Es extraño, pero sigo sin acostumbrarme a que ya no estés, ya no podamos tener esa conversación pendiente, ya no podamos hacer las cosas que podríamos haber hecho y que no hicimos. Hace un par de semanas los tíos estuvieron allí y les iba a preguntar, sin darme cuenta: “Ya que estáis en Logroño, ¿sabéis algo de mi padre? ¿Lo habéis visto?”. Justo cuando se lo iba a decir, me acordé de que estabas muerto. Puede que nunca me acostumbre, puede que nunca lo supere, que nunca llegue a comprender por qué. No por qué te fuiste, sino por qué. Ya sabes a qué me refiero. Podría estar enfadado, pero no lo estoy. No sé qué pensabas y ya nunca lo sabré. Lo único de lo que estoy seguro es de que nunca te volveré a ver, papá.

Hoy es un día triste. Intento que no se me note, pero lo es. Hoy no me apetece divertirme, ni salir a dar una vuelta como me están pidiendo. Solo quiero pasar el día tranquilo y que termine esta añoranza.

Para siempre queda la banda sonora de esta época de mi vida, “Invítame A Volar”, la canción que compuse por tu muerte, que me ha hecho cumplir el sueño de probar con la música, y que suena constantemente en mi memoria pidiéndote que me invites a volar, a soñar, que me hables, aunque solo sea una vez, la última vez.

Autor entrada: javierherceweb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *