Un giro musical inesperado

      Comentarios desactivados en Un giro musical inesperado

Después de tener todo casi listo para el relanzamiento de Existe Un Lugar y estar dispuesto a dar comienzo definitivamente mi etapa musical, todo ha dado un giro inesperado y me tengo que replantear las cosas.

Al volver de Logroño me traje una pequeña grabación de la parte final acapella de Existe Un Lugar en video grabado al monitor del estudio para enseñársela a mi profesor de canto y que viera cómo lo había hecho en el giro vocal que había decidido darle al final con cuatro voces a la vez hechas por mí. Cuando fui a clase se lo enseñé y la verdad es que se sorprendió y me dio la enhorabuena. En acapella tenía un toque gospel que le quedaba muy bien y comprobó con el teclado las notas que alcanzaba en las partes altas haciéndome ver que eso no era nada fácil de hacer. Me sentí muy satisfecho de ver que las clases me estaban ayudando muchísimo a recuperar la técnica y, además, mejorarla muchísimo. Estaba convencido de que la nueva versión iba a ser infinitamente mejor que la anterior.

Unos días después recibí la primera prueba de la mezcla de la canción y, después de pedir un pequeño cambio en la voz del final, para dar más protagonismo al giro vocal, la versión masterizada ya estaba en mi poder con todo listo para rodar el videoclip y lanzar la canción.

Yo reconozco que soy exigente y perfeccionista. Esto unido a mi poca experiencia en el terreno musical en cuanto a producción y grabación en estudio, hace que tenga mil dudas, mil cambios, mil inseguridades, mil errores y demás… Reconozco que trabajar conmigo no es fácil porque me apasiono demasiado con lo que hago y, si tengo a alguien que trabaja conmigo, se ve arrastrado en un trabajo de perfeccionismo que puede ser largo. Por ejemplo, de Existe Un Lugar ahora hay tres versiones, ya que una primera no vio la luz por no estar conforme con la voz. La canción se empezó a producir en septiembre y, aunque ha habido mucho tiempo en medio por no vivir en la misma ciudad y tener cada uno su propia vida y trabajo, al final para crear un tema hemos necesitado meses. Esto se simplificaría mucho si el estudio estuviera aquí o si yo viviera en Logroño, pero es algo que sabíamos desde el principio. Eso hay que sumarlo a que yo nunca estoy conforme del todo con el resultado y siempre pienso en cambios (cada vez que escribo una novela, la llego a corregir entre dos y cinco veces, con eso lo digo todo), Incluso al recibir el master definitivo de Existe Un Lugar le hablé a Albert de otro posible cambio en la mezcla, que no se va a hacer.

Habíamos hablado de ir trabajando en Existe Un Lugar, rehacer Invítame A Volar, grabar dos temas nuevos y lanzar un EP en otoño con todo eso y algún remix. Ahora mismo mis planes se han esfumado al recibir un mail de Albert en el que me pide que comprenda que no tiene tanto tiempo para dedicárselo a mi proyecto (él tiene su vida, su trabajo, su propio grupo y sus sesiones de grabación en el estudio), puesto que requería de muchas horas de producción que él no tenía. Esto llegaba el domingo veinticuatro, día en que rodé el videoclip de Existe Un Lugar, y he pasado un par de días meditando, con un nudo en el estómago, incluso sintiéndome culpable por haber exigido demasiado cuando solo soy un principiante, pero los que me conocen bien, saben que es mi forma de trabajar.

Por mi parte esto no afectará a nuestra amistad, aunque no puedo evitar sentirme un poco triste. Ahora mismo no sé qué va a pasar, solo sé que me he quedado sin productor y que los planes de ese EP desaparecen. Sí que volveré al estudio para grabar la nueva Invítame A Volar, porque la base musical ya está hecha, y muy probablemente será nuestra última colaboración juntos.

Estoy muy agradecido de que IraeStudio me haya ayudado a cumplir este sueño y me haya dado un impulso increíble para seguir haciendo cosas. Sobre todo me ha enseñado mucho en cuanto a tema técnico y de preparación para el estudio de grabación. Eso es algo que no olvidaré nunca.

Me veo en la misma situación de que el año pasado sobre estas fechas en la que me quedé sin mi primera productora, aunque de una forma muy diferente a esta, no se puede comparar. Albert siempre se ha portado de diez conmigo y sé que lo va a seguir haciendo. Me refiero a que en aquella ocasión pensaba que ya no podría hacer nada y lo hice. Ahora tengo que pensar igual.

De momento me he sentado con mi teclado para intentar crear algo en casa y probar si soy capaz de hacer mis propias maquetas, cosa que me va a ayudar a dar un gran paso. Ayer en solo unos minutos creé un tema electrónico ambiental al que solo falta ponerle letra. en unos días saldrá Existe Un Lugar y tengo todo el verano para seguir aprendiendo y ver qué rumbo toman las cosas.