Vacaciones

La última vez que tuve vacaciones fue a finales de enero y desde entonces no he tenido descanso. Ni el estado de alarma en el que la mayoría del país ha estado de cuarentena. Ni siquiera la semana pasada, que estuve de baja por las pruebas, pude descansar, ya que fueron días agotadores de hospitales y médicos.

Aunque con una semana de retraso, hoy empiezo unas merecidas vacaciones. En un principio iban a ser quince días y al final van a tener que ser la mitad, pero aun así los pienso aprovechar para hacer algo que llevo sin hacer casi seis meses: descansar.

Llegan en el momento justo, ya que hace dos días volvieron los dolores desde el hombro hasta el cuello, lo que significa que el descanso empezaba a ser urgente. Toca cuidarse, dormir e intentar aburrirme un poco, aunque esto último no creo que lo haga.

Author: Javier Herce